FARMACÉUTICA DE LA ZONA CUYANA COMPARTE DESDE HACE MÁS DE DOS DÉCADAS ACTIVIDAD COMO DIRIGENTE Y SU PASIÓN POR EL DEPORTE CON CABALLOS

“Los farmacéuticos convivimos permanentemente con los problemas de los pacientes, algunos menores pero también relacionados con enfermedades graves o crónicas. No hay día en el que no traslademos esas preocupaciones a nuestros hogares. Encontré en los caballos criollos además de una pasión por el deporte, una manera de controlar ese estrés”. Así describe Maria Eugenia Moreno, presidenta de la Cámara de Farmacias de San Rafael, provincia de Mendoza y secretaria de Comunicación de la FACAF, la práctica de “Rodeo”, un deporte nacional en Chile y que por cercanía territorial se instaló hace 25 años en nuestro país.
“Tengo la alegría de practicar esta disciplina deportiva junto a mi hijo y otros integrantes de la familia. Trabajamos con mucha técnica, no hay maltrato animal, nuestros caballos son deportistas y tienen que tener un buen estado físico, son nuestros seres más queridos” explicó Moreno.

La Farmacéutica poco después de recibirse desarrolló su actividad profesional en el sur de Argentina durante tres años y luego se trasladó a San Rafael donde adquirió una farmacia. Allí también conformó la Cámara de Farmacias. “Mi hija también comparte mi profesión y hace 22 años que cumplo con pasión este rol desde las distintas responsabilidades como dirigente” dijo la secretaria de Comunicación de la FACAF. San Rafael está ubicado a 240 kilómetros de la ciudad de Mendoza y es cabecera del distrito sur, con tres zonas bien definidas: la céntrica donde se concentran mayor parte de las farmacias, después la periferia y las que están más alejadas. “En todas esas zonas existe y funcionan una buena distribución de farmacias para abastecer a toda la población de la región” aseguró Moreno.

“Durante la pandemia, al estar cubiertos todos los barrios con la atención farmacéutica las personas tuvieron acceso inmediato y fácil a sus requerimientos de la urgencia. El rol de la farmacia de barrio fue el de mayor importancia. La farmacia nunca interrumpió la actividad, con medidas de seguridad y protocolo. Los vecinos se volcaron mucho hacia nuestra atención profesional. Muchas veces se considera que el farmacéutico es solo un expendedor de medicamentos , pero somos mucho más detrás de ese producto o de una receta médica, siempre hay un profesional que explica y da toda la información para llevar tranquilidad al paciente “agregó la dirigente farmacéutica.