Trabajar en FACAF es un desafío

Publicado en la edición de Octubre 2016 de la Revista Nuestra Farmacia, sección «Nuestra Gente».

Guillermo Reynolds hace 13 años trabaja en la Federación y desde el 2014  tiene a su cargo el Departamento de Obras Sociales.

Antes de ingresar en FACAF trabajé nueve años en la Consejería Comercial de la Embajada de México. Durante esos años tuve que contactar a los exportadores mexicanos con los importadores argentinos y, además, tenía la función de ser un cadete administrativo.

México tiene una entidad que se llama Bancomext, algo parecido a nosotros con la Fundación Exportar y el BICE. Tenía 53 oficinas que se encontraban por el mundo. El estado Mexicano y el banco comienzan una reestructuración, y en 2002 cerró la oficina de Buenos Aires.

De ahí, ingresé a la Federación. Mi hermana, Eugenia que estaba en CAFABO, me aviso que estaban buscando gente, y con ella como llegué a la Federación.

-¿Cómo fue el ingreso a FACAF?

Cuando llegué me entrevistó Luis Alonso , el contador.  Empecé a trabajar en marzo de 2003, como cadete donde estuve casi 2 años. Después, la persona que estaba a cargo de Obras Sociales y Liquidaciones, Verónica Rodriguez se va, y lo ponen a Gabriel Romero, y como segunda a Daiana Rincón.

En ese momento, gracias a Gabriel y a César Bardal, pasé a Obras Sociales y empecé a aprender todo el trabajo que se realiza en la Federación, desde el manejo, la entrega, el archivo, hasta el pago de la farmacia. Entendí todo lo relacionado a la farmacia. Cumplí ese rol hasta la reestructuración de la Federación en 2013.

En todo este tiempo, la Federación creció muchísimo, y fue mejorando. Nosotros como equipo nos adaptamos, fuimos a la par, crecimos con FACAF y aprendimos de los desafíos.

LA REESTRUCTURACIÓN

En 2013 fue la primera reestructuración de la Federación y se crea el área de liquidaciones, en donde comienza a trabajar Daiana Rincón. Así Reynolds comenzó a trabajar como segundo de Gabriel Romero. “Aprendí rápido a liquidar, y los demás funciones que las había visto, pero ahora tenía que llevarlo a cabo”, recuerda, y agrega: “, hasta que, en 2014, se da una segunda reestructuración y crearon el área de farmacias y a mí me ponen como Jefe de Obras Sociales.”

-¿Cómo viviste esos cambios?

-Tuve la suerte de que me pusieron con un muy buen grupo de trabajo y no tuvimos mayores problemas. Dentro del sector tenemos buena relación, formamos un buen equipo con Fernando Cueva y Lidia Abraham, entre nosotros y los chicos tratamos de ir sacando adelante el sector. En total, actualmente en el área, somos diez personas.

EL TRABAJO EN EL DEPARTAMENTO

En el Departamento de Obras Sociales se atiende a las Cámaras y se verifica el proceso referido a las Obras Sociales. En el trabajo cotidiano, se diferencian tres formas de seguimiento, uno para las Obras Sociales en general, otra para PAMI. Nuestro trabajo se desarrolla desde que llegan las cajas de las Obras Sociales de las Cámaras, el envío a las auditorias y la entrega a las obras sociales.

En las cajas provenientes de las Cámaras provinciales, se encuentran todas las recetas de las Obras Sociales que la Federación tiene contrato. “Estos datos se procesan, se revisan, y se arma una presentación. Luego, se envía a auditoria, donde la gravan y, de acuerdo a las normas operativas, y que cumplan las normas que cada una impone. Cuando todo se verifica, la entidad que audita envía un archivo, y ahí recién nosotros, preparamos y presentamos a las Obras Sociales para el cobro”, sintetiza Reynolds sobre la metodología de trabajo.

En el caso de PAMI, se sigue otro camino. “Va todo a la una auditoría externa, en la localidad de San Martín. Cada Cámara se encarga de recibir lo de sus farmacias y presentarlas, en ese caso, nosotros preparamos las presentaciones de Santa Cruz y Tierra del Fuego, que son las provincias que no cuentan con Cámaras. Después, recibimos los pagos de PAMI de todas las instituciones, las conocidas Notas de Crédito. Esa actividad lo hacemos con Fernando Cueva, y ahora estamos preparando a Lidia. Por otro lado nos llegan los débitos aplicados en el proceso los mismos se verifican y se mandan a las cámaras. Explica con claridad.

CONTROL DE PAMI

El control de los números de PAMI es muy importante

¿Cuáles son las principales consultas que reciben?

Desde cada provincia llegan preguntas constantemente, pero siempre son diferentes. Van desde las diferencias en recetas y en los pagos, hasta la demora de las notas de créditos; y hay que dar respuesta. Para las diferencias entre recetas y presentaciones de la camara, para estos casos, estamos tratando de implementar un informe rápido a la Cámara, para que tengan conocimiento de cuál será el pago y por qué.

¿Están trabajando en un nuevo sistema?

Estamos implementando el sistema que salió el año pasado, que nos permite ahorrar mucho tiempo. Las Cámaras hacen un archivo con su presentación, lo suben a la web destinada para tal fin, el sistema lo toma y genera la presentación final. También se está trabajando en el sistema de validación y el escaneo de las rectas, para seguir reduciendo los tiempos en los procesos

LA FACAF EN EL FUTURO

“No hay un techo para FACAF, la Federación evoluciona. Siempre se tiene la camiseta puesta, y eso hay que agradecer al equipo humano, y reconocer el apoyo y contención de los directivos y de César Bardal, que siempre está respaldándonos.

Desde todas las áreas tratamos de que FACAF siga creciendo de la manera más eficiente. Hoy continuamos en eso, trabajando todos los días eficazmente y reduciendo al máximo los errores.

Si me pongo a pensar cómo se hacer crecer al Departamento de Obras Sociales, que FACAF realice más convenios, y eso genera más trabajo.”

PRIMER PLANO

Guillermo Reynolds

-Vivo en Almagro estoy casado hace 19 años. Tengo tres hijos varones, Agustín de 13, Matías de 8 y Lucas de 2 años”.

-Le gusta leer novelas con contexto histórico, pero “hace un año y medio que no puedo leer, con los chicos vas y venís. Siempre estás atendiéndolos a ellos en esta etapa, después habrá tiempo para volver a mi ritmo, a leer”.

– “Soy abierto a escuchar a la gente, uno no aprende si no escucha”

-FACAF es una familia, “Uno tiene que venir y poner lo mejor de uno, y más en el trabajo, es importante que uno esté bien para volcar eso y que todo salga lo mejor posible. Compartís 9 horas, a veces mucho más tiempo que con tu familia”.