Reunión de FACAF y el Ministerio de Salud por la política de rebaja de medicamentos

Representantes de la Federación Argentina de Cámara de Farmacias (FACAF) -con el acompañamiento institucional de la Asociacion de Farmancias Mutuales y Sindicales de Argentina (AFMySA)- mantuvieron una reunión con el Jefe del Gabinete de Asesores del Ministerio de Salud de la Nación, Lisandro Bonelli, para abordar distintas temáticas vinculadas con las nuevas políticas sanitarias que impulsa el Gobierno Nacional.

En el encuentro, del que participaron el presidente de FACAF, Miguel Agel Lombardo, el secretario Legal y Técnico de FACAF, Dr. Carlos otto y el secretario de RRII de FACAF, Dr. Daniel Carnevale, las entidades plantearon a las autoridades sanitarias una propuesta para solucionar la situación del stock de medicamentos que adquirieron las farmacias de todo el país antes de la decisión de rebajar un 8% el precio de todos los medicamentos anunciado por el ministerio de Salud. La proposición es acompañada también por AFMySA, a través de su secretario General, Carlos Villagra.

La iniciativa presentada FACAF y AFMySA -que nuclean a miles de farmacias en todo el país- busca evitar un perjuicio para el sector farmacéutico derivado de la situación de haber comprado los insumos a un costo por encima del que deberá venderse al público luego de esta medida que las entidades acompañan como un paliativo para la salud de toda la población.

«Estamos comprometidos en sostener la decisión del Gobierno que busca aliviar el esfuerzo de quienes necesitan adquirir medicamentos. Como integrantes del sistema de salud público vemos positiva una medida que promueve la reducción de un 8% en el precio de venta al público y su congelamiento hasta el 31 de enero de 2020, como anunciaron las autoridades. Resulta necesaria para no perjudicar a quienes están atravesando situaciones de vulnerabilidad», dijo el presidente de FACAF, Miguel Angel Lombardo.
En ese marco la entidad que agrupa a casi 4.000 farmacias a lo largo y ancho del país propuso al jefe de Gabinete del ministerio de Salud un «mecanismo que permita compensar esa baja sobre el stock existente de medicamentos en los establecimientos farmacéuticos».

Lombardo entregó a Lisandro Bonelli un documento que sostiene: «Las farmacias no son formadoras de precios y una disminución directa en el Precio de Venta al Público (PVP afecta directamente su rentabilidad. Esto ocurrió hace varios años atrás y se estableció un mecanismo que permitió atenuar en alguna medida este quebranto. Además, las ventas con mayor precio harán tributar en exceso a nuestros empersarios, cuando percibiremos un menor valor. Esta medida no debe permitir a la Seguridad Social efectuar ajustes de precios sobre prestaciones realizadas antes de la vigencia del acuerdo» que puso en marcha el Gobierno Nacional.

Así, la FACAF con el apoyo institucional de AFMySA propuso: teniendo en cuenta que «La participación del Instituto de Jubilados y Pensionados representa aproximadamente el 33% de la venta a la seguridad social; si la extrapolamos al 100% de la venta por seguridad social y mantenemos la proporción de la participación de cada laboratorio, nos acercaríamos a la incidencia del efecto de esta acción política, compensando a nuestras empresas con equidad».

La alternativa elevada por FACAF será analizada por los técnicos de la cartera sanitaria nacional. A su vez, desde la Federación se hizo envío de la propuesta a las cámaras de la industria farmacéutica para su conocimiento.