Los valores y la tradición por encima de todo

HISTORIA DE LAS FARMACIAS

La historia de la Farmacia Godoy Cruz de Mendoza está íntimamente vinculada a la comunidad local. Su precursor fue el primer graduado de la Escuela de Idóneos en Farmacia de la Universidad Nacional de Cuyo y hoy uno de sus hijos, Ricardo Bermejillo, Vicepresidente de la Cámara de Farmacias de Mendoza, junto a sus hermanos continúan la historia.

Xxx Bermejillo y XXXX XXXX era la pareja más llamativa del pueblo, y cada vez que se encontraban para “dar la vuelta al perro” en la plaza de Godoy Cruz causaban la admiración de toda la comunidad. Los protagonistas de esta historia de amor se conocieron en la esquina de una farmacia en 1948. En ese negocio trabajaba xxxx Bermejillo con sus 17 años en la década del ´40. La esquina siguiente sería el escenario donde finalmente la historia se concretaría para dar comienzo a la tradición familiar.

Es allí es el casco histórico del departamento de Godoy Cruz donde se inició la farmacia que hoy lleva el nombre de la ciudad.

Este local original de 1908, con paredes de adobe vigado de 60 cm. de ancho, cielo raso de chapa importada de Francia, cartelería de chapa esmaltada, letras tipo gótica antigua, mobiliario de roble, con cajonera numerada en chapa esmaltada, nació con el nombre de Farmacia San Martín. Luego pasó a ser Farmacia Belgrano y luego Bernabó, para adquirir finalmente su nombre actual en 1949.

Por aquellos años, XXXX Bermejillo recibió su título de Idóneo en Farmacia y fue el primer graduado de la Escuela de Idóneos en Farmacia dependiente de la Universidad Nacional de Cuyo. Su encuentro casual con el General Perón algunos años antes mientras hacía guardia en el Hotel Plaza, había sido el puntapié inicial para que se conformara la carrera, por lo que al momento de la graduación, Bermejillo recibió su título de manos del General.

En junio de 1965, es decir, hace medio siglo, este negocio fue adquirido por el matrimonio Bermejillo. En 1993, la propiedad pasó a manos de los tres hijos de la familia: Ricardo, Ángel y Roberto, éste último Farmacéutico y Director Técnico, bajo la figura de una Sociedad de Responsabilidad Limitada. El grupo de hermanos llegó a tener 3 farmacias, pero ya cuando Ricardo Bermejillo comenzó a tener una actividad política (fue senador provincial y concejal) debieron desprenderse de uno de los locales.

La actividad actual de Ricardo Bermejillo, comenzó en 1982 cuando fue necesaria su colaboración en la administración del negocio familiar. Veinte años después, su actividad política lo obligó a delegar la responsabilidad en su hermano Roberto, quedando sólo vinculado con la actividad gremial empresaria a través de la Cámara provincial.

Los valores 

Los valores transmitidos de generación en generación son un rasgo distintivo dentro de la familia Bermejillo y se ven claramente expuestos en la gestión de su negocio. Siempre nos enseñaron que el cliente de la farmacia viene con un problema que pretende que le ayudemos a resolver, por lo tanto, tenemos que comprenderlo y contenerlo. Generalmente no viene a comprar algo lindo, y recurre a nosotros porque confía y debemos ganarnos esa confianza y transformarnos en su amigo y a partir de ahí la relación comercial será distinta”, asegura Ricardo Bermejillo, y agrega: “Seguimos pensando y funcionando como una farmacia de pueblo, pero tiene que ver con la transmisión de valores que sembraron nuestros padres, en lo empresarial el respeto y la consideración a nuestros empleados”.

La farmacia Godoy Cruz también ofrece el escenario de la historia de amor de Juan Carlos y Ana María, empleados y prácticamente parte de la familia Bermejillo.

Juan Carlos tenía 11 años cuando comenzó a trabajar en la farmacia y aún es empleado. Al tiempo se incorporó Ana María Saenz, y XXXXX ofició de celestina para que naciera el amor entre ellos. “Mis padres fueron padrinos de casamiento, le compramos el vehículo porque mi papá los veía venir en moto y tenía miedo que los chocaran, entonces les regaló una estanciera”, recuerda Ricardo y sintetiza con la historia, el sentimiento y la vinculación estrecha de los empleados y la familia.

La actualidad

Las reglas actuales del mercado y la instalación de las grandes cadenas relegaron del lugar central a la Farmacia Godoy Cruz, y aunque la tradición sigue marcando el perfil del negocio, los problemas de financiación afectan la rentabilidad y generan problemas.

Grandes cambios afectaron la comercialización en la farmacia. Por ejemplo la venta de artículos de perfumería, que no se vendían en supermercados, dejando una rentabilidad más amplia. “Me acuerdo de haber bajado tres gruesas de pasta dental de cada tamaño por ejemplo, y hoy día compras dos y las tenés un mes y medio”, ejemplifica Ricardo, y afirma: “Hoy la rentabilidad en medicamentos es tan escasa que cuando entra un cliente por productos de perfumería querés darle un beso”.

-¿Qué cambio cree que debería hacer la farmacia para poder mantenerse y crecer a futuro?  

-En el mejor de los casos debería tener otro sistema de financiación porque a veces hay clientes que te dan una receta al 100% de PAMI que cuesta $5000 o $6000 y esa sola persona se lleva todo el crédito de la farmacia.

Me retiro de la atención de la farmacia porque el régimen actual exige que tengas otro tipo de comercialización y no estoy acostumbrado. Me duele mucho decirle que no a alguien que he atendido durante generaciones.

Los Bermejillo continúan trabajando en la parte gremial empresaria para volver a hacer rentable el negocio farmacéutico. “Tenemos el espíritu de participación activa en virtud que nos comprometemos a trabajar por los intereses del común de las farmacias”, asegura Ricardo.

1 3