La farmacia insular

HISTORIA DE LAS FARMACIAS – Revista Nuestra Farmacia N°73

Ubicada en uno de los barrios más tradicionales de Ushuaia, la farmacia Del Solier crece en base al esfuerzo, dedicación y reconocimiento de los vecinos de la ciudad.

Con casi 20 años de historia, la farmacia “Del Solier” es una de las más antiguas de la ciudad. Comenzó como un emprendimiento familiar, el 15 de mayo de 1997, en base a un préstamo bancario y ahorros de sus propietarios en un modesto local alquilado. Pasaron 3 años y la farmacia logró trasladarse y tener su propio espacio en su actual ubicación, siempre dentro del barrio Solier. “La motivación era cubrir las necesidades del lugar, ya que la mayoría de las farmacias se localizaban en el casco céntrico”, asegura su propietaria, la Farm. Estela Nancy Torres.

Este barrio, cercano al centro de la ciudad de Ushuaia, es uno de los más tradicionales ya que fue construido por los inmigrantes Italianos que llegaron a la ciudad en el año 1948, en esos años se llamaba “Vilaggio Vecchio”, luego cambió a su nombre actual.

Su propietaria y directora Técnica, es Farmacéutica graduada de la Universidad Católica de Córdoba. Junto a ella, su esposo Marcelo colabora con las tareas administrativas. Ambos son oriundos de la ciudad de Córdoba y se radicaron en Tierra del Fuego en 1990. Juntos tienen tres hijos: Melina, Mauro y Noelia; la colaboración del grupo familiar fue fundamental para que el emprendimiento perdure en el tiempo.

 

Un comienzo difícil

Los comienzos fueron duros de sobrellevar. “La publicidad de la farmacia se hacía en base a panfletos que dejaban en la guardia del único hospital que tiene la ciudad. Los convenios con las O.S. fueron difíciles de conseguir, PAMI recién comenzaba con los convenios a través de la FACAF. Si bien las ventas comenzaron a subir, la cobranza no fue fácil”, recuerda Nancy.

Si a esto le sumamos las características insulares de la provincia, que estipulaban una provisión semanal de medicamentos, con demoras por los vuelos y con dificultades en el transporte terrestre, se hacía necesario tener un stock importante que pudiera cubrir las falencias del suministro y los requerimientos de la población. “Por aquellos años había una sola farmacia de turno para toda la ciudad”, señala la farmacéutica y agrega: “La preparación de fórmulas magistrales comenzó en marzo de 2004”.

 

Las claves

El secreto del crecimiento y consolidación de la farmacia “Del Solier”, se basa en 3 simples premisas: atención personalizada, conocimiento de los pacientes y seguimiento farmacológico. Así logra ser “una farmacia de barrio”, con todo lo que ello significa: saber escuchar, asesoramiento profesional permanente, colaboración con el Ministerio de Salud en las campañas de concientización, control de presión arterial, diabetes e información a pacientes celíacos, entre otras actividades. Todos servicios que la comunidad reconoce y valora.

Desde el sur del país, Nancy Torres y su familia han visto duplicarse la población de la ciudad de Ushuaia, y lograron el reconocimiento no sólo de los vecinos sino de profesionales de la Salud, entidades prestadoras de Servicios de Salud y los proveedores, lo que consolida su posición en una ciudad con uno de los mayores índices de crecimiento a nivel nacional.

 

Para acceder a la edición N°73 de la Revista Nuestra Farmacia, hacer click aquí.