El árbol de la vida

HISTORIA DE LAS FARMACIAS

Con más de un siglo de historia, la farmacia General Paz, hunde sus raíces en la ciudad de la Córdoba para crecer y desplegarse actualmente con 14 sucursales y una tradición familiar que exhibe con orgullo los frutos del esfuerzo y la dedicación

Oscar Pernochi es formoseño y desde hace casi 50 años propietario de las farmacias General Paz, con sucursales en Córdoba, Chaco y Misiones. Una combinación de tradición familiar, atención personalizada y aporte de las nuevas generaciones al momento de su expansión en la década del ‘80, parecen ser las claves para su trayectoria y crecimiento.

“Vine a Córdoba a estudiar la carrera más corta. Necesitaba trabajar y buscaba lo más rápido posible. Me recibí por el ’58, volví a Formosa y me instalé en la capital”, recuerda Pernochi y agrega: “En Formosa en ese momento había solo 7 farmacias que tenían que hacer turnos de una semana porque no había forma de rotar. Yo rompí eso y fuimos 8 y empezamos a rotar”. Aquella primera farmacia, llamada “Avenida”, por estar ubicada sobre la avenida 25 de mayo.

Cuando la familia comenzó a crecer, la mejor posibilidad de estudios universitarios provocaron el traslado a la ciudad de Córdoba. Allí, Oscar comenzó a trabajar en la farmacia, hasta adquirir finalmente la propia en 1968.

El inmueble de la farmacia General Paz, ubicado en la intersección de Avenida 24 de septiembre y Ovidio Lagos, fue fundado en 1899 por Aquilino Laje, a quien lo suceden Octavio Grazano y Oscar Pernochi después, quien recuerda que al momento de comenzar su negocio solo contaba con tres empleados y él mismo para la atención de todas las tareas.

La farmacia ya contaba para ese entonces con un gran prestigio, gracias a los desarrollos de las fórmulas magistrales de Grazano. Un jarabe para la tos llamado “Zuleol”, en honor a sus hijas Zulema, Elvira y Olga, fue un éxito que le permitió llevar su producto a todas las farmacias del país. Pero además, este profesional era docente de la Universidad y prestaba el laboratorio de su farmacia para los trabajos prácticos de los alumnos. Este rasgo distintivo fue cambiando con los tiempos, y hoy ese espacio fue redistribuido y orientado a la atención al cliente y exhibición de productos, más propios de una farmacia moderna.

Actualmente la bandera que alza con orgullo la farmacia General Paz es la de mantener un gran surtido y variedad. “Nos convertimos prácticamente en una droguería”, asegura su propietario, orgulloso de saberse un lugar de referencia a la hora de encontrar cualquier medicamento en falta.

El tablero y el mostrador

Con 80 años cumplidos, Oscar Pernochi sigue acercándose a la farmacia diariamente a conversar con los clientes y encontrarse con amigos. “Atendí el mostrador hasta hace poco tiempo”, afirma Oscar, y redobla la apuesta: “Hasta los 80 hice los turnos”.

Esas largas noches de vigilia fueron propicias para generar un grupo de amigos que se encontraba a jugar al ajedrez. “En las buenas épocas comíamos asado y jugábamos hasta las 2 o 3 de la mañana. He tenido grandes maestros internacionales de anfitriones. Uno se llamaba Argentino Redolfi, fue campeón cordobés varios años y era cliente de la farmacia”, recuerda Oscar y asegura: “Nunca los dejé ganar, éramos leales a nuestra manera, siempre fue solo por la risa y la cargada posterior, sin ningún de interés personal”.

El proceso de más rápido evolución y crecimiento de la Farmacia General Paz se ubica temporalmente en los últimos 20 años, cuando Walter y Juan Manuel comenzaron a trabajar en el negocio familiar. Gracias a una estrecha relación con el Hospital Italiano, se logró instalar una farmacia interna dentro de dos sedes de la institución. El mismo camino se recorrió con la Sociedad Española y ya luego se abrieron farmacias en La Falda y en las sucursales de Resistencia (Chaco) y Posadas (Misiones) de la cadena de supermercados Libertad. El proceso de expansión llevó a que actualmente la Farmacia General Paz cuente con 14 sucursales, una Droguería interna y alrededor de 200 empleados.

arbol genealogico20151102_111231