Bayer consolida su apuesta estratégica por la oncología en Latinoamerica

Cuando se piensa en Bayer, no necesariamente se piensa en medicamentos oncológicos. Sin embargo, en los últimos diez años, la firma alemana ha pasado de contar con una sola medicina de este tipo a tener tres productos innovadores con seis indicaciones para diferentes tipos de cáncer. Esto es consecuencia de una fuerte y sostenida inversión en investigación y desarrollo (I+D), donde la línea de medicamentos de prescripción (Pharmaceuticals) tiene un marcado protagonismo.

«En el próximo quinquenio, estaremos lanzando productos nuevos cada año”, afirma Eduardo Magallanes, vicepresidente de la división Pharmaceuticals de Bayer en Latinoamérica. El foco estará en oncología, cardiología, oftalmología y salud femenina. La estrategia es consolidarse como líderes en los dos primeros campos.

El sur existe
El año pasado, la facturación del negocio farmacéutico de Bayer en Latinoamérica reportó un incremento de 11% y superó los US$ 1,100 millones. “Con este resultado, hemos completado el quinto año con sólidos crecimientos de dos dígitos”, afirma Magallanes. La proyección es que el año que transcurre también cierre con un crecimiento similar.

En cuanto al Perú, si bien es uno de los pocos mercados donde la división de crop science (agroquímicos) representa un mayor volumen de ingresos en comparación con la de salud humana, el 2016 las ventas de ese negocio tuvieron un decrecimiento de 1%, mientras que la división Pharmaceuticals aumentó 19%.

“El Perú, donde tenemos 70 años, es un mercado subestimado en cuanto a su complejidad. Es una plaza mediana difícil de forjar. Pero a la vez es interesante. Hay farmacéuticas que han optado por abandonarlo y solo dejar distribución. Nosotros hemos optado por quedarnos, conquistar una posición y seguir avanzando”, detalla Magallanes.

Factor Monsanto
Una vez que se complete la integración con Monsanto, corporación de biotecnología que Bayer ha adquirido, la división de salud perderá su preponderancia y representará el 50% del negocio, con lo cual se equilibrará con la de crop science. ¿Cómo afecta esto al negocio farmacéutico?
“Ambas firmas se complementan muy bien. Monsanto es líder en semillas transgénicas y Bayer lo es en agroquímicos. Es una cadena de valor integrada.

Hay muy poco overlap. El giro no va a cambiar. La parte farmacéutica seguirá siendo la de mayor peso en el negocio de salud”, afirma Magallanes. Esto no afectaría al Perú, pues por el momento existe una moratoria para el ingreso y el cultivo de semillas transgénicas al país.

Recuadro
• A nivel global, Bayer facturó el 2016 más de US$ 50.000 millones.

• Invirtió más de US$ 5.200 millones en investigación y desarrollo (I+D).

• Cerca del 60% del gasto en I+D fue para el desarrollo de nuevos medicamentos.

Fuente: Gestion.pe